La necesidad de creatina para el desarrollo muscular

El entrenamiento físico, entre más intenso sea, exige al cuerpo un mayor consumo de nutrientes para obtener resultados visibles. En caso esto no ocurra, el organismo no tendrá el material suficiente para construir nuevo tejido muscular, si ese fuera el objetivo. Mientas que si se está en búsqueda de perder grasa, no se conseguirá de una manera eficiente. Para solucionar todo esto es que existen lo suplementos deportivos, productos que han sido especialmente desarrollados para complementar la alimentación o acelerar ciertos metabolismos.

suplementos de creatina

Las proteínas de suero, por ejemplo, son capaces de proveernos en cuestión de segundos con la cantidad necesaria de proteínas para la ganancia de masa muscular. En lugar de estar preocupados por ingerir varias pechugas de pollo, filetes o latas de atún, solo será necesario tomar un batido de proteínas para conseguir la cantidad equivalente de nutrientes. Son fáciles de preparar y se pueden consumir en todas partes, estando de viaje, en el trabajo o de vacaciones.

La ingesta de suficientes proteínas es indispensable, ya que de lo contrario, el cuerpo empezará a “comerse” el músculo, aumentando en el proceso los niveles de cortisol y promoviendo una mayor destrucción de masa magra, así como acumulación de grasas.

Otro elemento esencial durante el entrenamiento físico es la energía. Habiendo establecido qué necesita el organismo para desarrollar músculo, se debe tener en claro que por más proteínas que hayamos consumido, si no tenemos la energía necesaria, no podremos hacer los ejercicios intensos para sacarle provecho. Para este propósito, el monohidrato de creatina se distingue como uno de los suplementos que ha demostrado su eficiencia en diferentes pruebas. Las cuales se siguen realizando hasta la fecha para continuar estudiando su mecanismo.

La creatina es producida por el propio cuerpo humano, y sirve para enviar energía, en forma de ATP, a las diferentes células que lo componen. Es la molécula que emplea el organismo como si fuera un combustible para llevar a cabo una serie de reacciones químicas. Entonces, si las células de una persona tienen más energía, esto se reflejará en aumento de su fuerza y rendimiento. Podrá hacer más ejercicio y será más intenso, estimulando de una mejor manera al músculo y aumentando su tamaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *